Dictadures militars d’Argentina i Xile

CHILE

En 1973 tuvo lugar en Chile un golpe de estado que cambió la historia del país. Esta acción militar dio paso a la dictadura de  Augusto Pinochet que duró desde septiembre de 1973 hasta marzo de 1990 (casi 17 años).

Augusto Pinochet

Augusto Pinochet Ugarte (Valparaíso, 1915 – Santiago de Chile, 2006) fue un  dictador chileno que se hizo con el poder tras derrocar al presidente electo Salvador Allende y que gobernó Chile entre 1973 y 1990, reprimiendo duramente a la oposición política.

En 1963 obtuvo el grado de teniente de infantería y en 1956 formó parte de la delegación militar chilena en Estados Unidos. Diez años más tarde ya era coronel y poco después se le confió el mando de la IV División. A partir de ese momento su prestigio dentro de las Fuerzas Armadas fue en aumento. En 1969 alcanzó el generalato y la jefatura del estado mayor del ejército.

Tiempo después de la dictadura, Pinochet fue arrestado en Londres el 10 de octubre de 1998 bajo una orden internacional de arresto en relación con numerosas violaciones de derechos humanos. En el momento de su muerte, el 10 de diciembre de 2006, se encontraba bajo arresto domiciliario por orden del  juez chileno Juan Guzmán Tapia.

Contexto histórico: origen de la situación y causas del golpe de estado

A principios de los años setenta, la economía chilena dependía de las inversiones extranjeras (especialmente de las multinacionales). A pesar de ser un país industrializado, había una gran desigualdad social, una parte significativa de la sociedad vivía en situación de pobreza.

En el ámbito político, Chile estaba dividido entre capitalistas y socialistas, la cual cosa era un reflejo de la Guerra Fría, conflicto entre la URSS y Estados Unidos. Los partidos conservadores apostaban por reformas moderadas dentro del sistema capitalista y el orden político existente, manteniendo así la alineación con los Estados Unidos. En cambio, los socialistas abogaban por cambios más radicales a través de una revolución que podría promover rupturas económicas.

En 1970, Salvador Allende fue elegido presidente con Unidad Popular (partido de izquierdas, socialista y comunista). Quería impulsar una revolución socialista a través de la vía democrática para combatir la desigualdad social, promover el crecimiento económico con la nacionalización de los recursos minerales (especialmente el cobre) y con una reforma agraria (para repartir los latifundios entre los campesinos sin tierra).

Sin embargo, había un gran descontento con el gobierno socialista, ya sus reformas tuvieron efectos desastrosos en la economía. Todo estaba nacionalizado: los bancos, las industrias, las minas, la agricultura, etc. Y, en 1973, estalló una crisis económica debido a una inflación de un 300% y al deterioro del PIB.

A consecuencia de ello, un sector de las Fuerzas Armadas de Chile, que buscaban derrocar al presidente, planeaban llevar a cabo un golpe de estado con el apoyo de Estados Unidos (que quería impedir el avance del socialismo en América Latina). Así pues, Richard Nixon (líder del Partido Republicano y presidente de Estados Unidos en aquel entonces) financió y apoyó activamente el golpe de estado, al que posteriormente se sumaron generales del alto mando de las Fuerzas Armadas y de carabineros, dirigidos por el general del ejército, Augusto Pinochet.

El golpe de estado

El 11 de septiembre de 1973, las Fuerzas Armadas chilenas (la Armada, la Fuerza Aérea y el Ejército) tomaron el control de una gran parte del país y exigieron la renuncia de Salvador Allende y su gobierno de izquierdas. Ante la negativa del presidente, que se había refugiado en el Palacio de la Moneda, los militares bombardearon dicho palacio. Tras el bombardeo de la sede presidencial, Allende se suicidó y la resistencia en el Palacio fue neutralizada.

El golpe de estado marcó el fin del gobierno de la Unidad Popular y, en consecuencia, la Junta Militar comandada por la figura del general Augusto Pinochet asumió las riendas del país. Aquel golpe militar puso fin al comunismo de Allende y abrió el paso a 17 años de una de las dictaduras más represivas de América Latina.

La dictadura

El 1r Decreto de ley de la dictadura fue la interrupción del gobierno y la primera medida, la creación de una junta de gobierno integrada por los comandantes en jefe del ejército de la marina y de la aviación, y por el director general de carabineros. Se hicieron numerosas reformas, tanto políticas como económicas, para defender el sistema dictatorial de Pinochet, lo que resultó en el exilio de miles de chilenos. Las Fuerzas Armadas declararon el estado de sitio y el toque de queda, prohibieron las manifestaciones sociales, las actividades sindicales e intervinieron la universidad, además de ejercer un control total de la información. También se impuso una cultura militar con una educación autoritaria, el acatamiento de órdenes y la sumisión.

El régimen creó un nuevo código laboral, privatizó las ayudas, la salud, la educación y recortó la intervención del estado en la seguridad social, la tasa de desempleo alcanzó el 20 %, se redujo el salario de los trabajadores en un 40 % y las privatizaciones en el ámbito social ensalzaron la brecha entre ricos y pobres. La liberalización de la economía provocó la quiebra de pequeñas empresas que elaboraban productos para el mercado interno.

Para mantener el control social y político, se creó la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional) en junio de 1974, que quebró todas las resistencias civiles. Consistía en una policía secreta con facultades casi ilimitadas: detectar, detener sin juicio y, en algunos casos, eliminar a quienes eran enemigos del régimen tanto dentro como fuera de Chile.

Cabe mencionar que, mientras en Argentina la cúpula eclesiástica colaboró con las juntas militares, en Chile fue el sector que se opuso con mayor fuerza al autoritarismo. En octubre de 1973, las iglesias cristianas crearon el comité Pro Paz, un organismo de derechos humanos para proteger la vida e integridad física de quienes sufrían persecuciones políticas. Además, solo el Vaticano pudo evitar una guerra entre las dictaduras de Argentina y Chile, divididas a causa de un conflicto de límites territoriales en el canal de Beagle.

Las denuncias internacionales se sumaron a la presión en contra de la dictadura que ejercían los sacerdotes, especialmente cuando el 21 de septiembre de 1976, estalló una bomba en el coche de Orlando Letelier, excanciller de Allende exiliado en Washington. El gobierno de EEUU no toleró un atentado así dentro de sus fronteras por lo que empezó a investigar el caso. Como consecuencia, Pinochet tuvo que cerrar la DINA y se vió obligado a permitir la extradición del agente secreto estadounidense que tenían dentro de la organización, Michael Townley, a quienes todos señalaban como responsable. Más tarde, en 1977 y como reemplazo de la DINA, creó el CNI (Central Nacional de Informaciones).

El gobierno de facto (gobierno en funciones, no oficial) instaló consejos de guerra por todo el país con la excusa de combatir las fuerzas rebeldes organizadas militarmente y abrieron sumario a miles de opositores, que pasaban por esos tribunales sin recibir ningún tipo de garantía constitucional y eran ejecutados en el acto. Este proyecto se incluía en un plan mayor orquestado por la CIA desde EEUU que afectaba a todo el cono sur de América Latina: el Plan Cóndor (Santiago, 1975). Era una red de coordinación represiva entre las dictaduras de Chile, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia  para perseguir y asesinar a los supuestos enemigos internos de la región.

En 1978 se realizó una consulta nacional para demostrar el apoyo popular de la dictadura, el cual salió victorioso con un 75 % de los votos a favor, aunque el escrutinio se realizó sin registros electorales. Ese mismo año se levantó el estado de sitio, aunque continuaba el estado de excepción (levemente menos restrictivo) y existía una gran tensión internacional para el régimen.

En 1980 se sometió a plebiscito la aprobación ciudadana a la Nueva Constitución, que se aprobó con más del 67% del electorado; ambos resultados, tanto el del 78 como este, fueron muy criticados por haber sido manipulados. En 1988 se realizó otro referéndum para la aprobación de un nuevo mandato por otros ocho años más, el cual fue revocado por un 56% de los votos dando así paso a elecciones al año siguiente.

El 14 diciembre de 1989, el izquierdista Patricio Aylwin ganó las elecciones con un 55 % de los votos a favor y su gobierno comenzó el 11 de marzo de 1990, aunque Pinochet continuó como comandante en jefe del Ejército hasta el 10 de marzo del 98, lo que le garantizaba inmunidad judicial.

Consecuencias

El terrorismo de estado encabezado por Pinochet impuso una política represiva que profundizó la concentración de la riqueza y aumentó las desigualdades sociales y económicas. La dictadura dejó a su paso más de 40000 víctimas: 15000 personas asesinadas, 2200 detenidos desaparecidos, 164000 exiliados, 150000 presos y más de 1000 campos de detención (80 % obreros campesinos).

Hoy, los tribunales mantienen abiertas unas 1.300 causas por crímenes cometidos en los 17 años de dictadura, con unos 800 agentes civiles y militares procesados o condenados. De ellos, unos 70 cumplen la pena en la cárcel, casi todos en recintos militares especiales.

ARGENTINA

El año 1976 y hasta el 1983 dio lugar a la experiencia militar argentina conocida como “el proceso”, episodio que fue uno de los casos de “nuevo autoritarismo” que se extendieron por América Latina en los años sesenta y setenta y que abarcó incluso a países que habían tenido sólidas trayectorias democráticas, como Uruguay y Chile.

Jorge Rafael Videla

Jorge videla fue un militar argentino que nació en agosto de 1925 y más tarde se convertiría en político. Su trayectoria militar se inició cuando se graduó en el Colegio Militar Nacional en el año 1944. Más tarde estudió en la Escuela Superior de Guerra y se licenció en 1954 con el título de Oficial de Estado Mayor.

Fue designado Jefe del Estado Mayor del Ejército en 1973, y en 1975 la Presidenta Isabel Perón, le nombró Comandante Jefe. Un año más tarde “encabezó” el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 que derrocó a la viuda del general Perón, María Estela Martínez de Perón y se convirtió en Presidente de Argentina, gobernando con la llamada Junta Militar, con el General Ramón Agosti y el Almirante Eduardo Emilio Massera.

Sus primeras funciones fueron la suspensión del congreso y adjudicación de los poderes legislativos a una comisión de nueve hombres, el detenimiento de en funciones de las cortes, partidos políticos y unión de trabajadores. Inició una persecución, en la que cientos de personas fueron detenidas y miles de personas “desaparecieron” en los años posteriores. Algunas fuentes estiman entre 15.000 y 30.000 el número de asesinatos. Durante su gobierno, una disputa fronteriza con Chile estuvo a punto de provocar un conflicto armado. En el año 1981 se retiró y fue sucedido por el General Roberto Viola. La dictadura militar de argentina junto con su comandante cayeron siete años después desde su inicio.

Contexto histórico: antecedentes y causas

En la segunda mitad del siglo XX Argentina vivía una inestabilidad política severa, se sucedían diferentes gobiernos de facto (no reconocidos), y algunos electos, pero incluso la legitimidad de estos últimos era muy cuestionada.

El año 1973 retoma la presidencia Juan Domingo Perón (que había sido exiliado el año 1955 a Panamá), este nombró como vicepresidenta a su mujer, Isabel Perón (aunque sabía que ella no tenía la capacidad de gobernar). Ella tuvo que asumir la presidencia el año siguiente (1 de junio 1974) ante la muerte de su marido; fue la primera mujer en América en ser jefa de Estado de un país republicano. Ya desde antes Argentina estaba inmersa en una crisis importante, pero el año siguiente a que Isabelita asumiera el poder hubo una devaluación significativa del peso argentino, también cayeron los salarios reales y aumentaron los reclamos sindicales.

La dictadura de Argentina del año 1976 surgió en un contexto de dictaduras en toda América Latina, todos casos previamente preparados por Estados Unidos en países que parecían susceptibles de adoptar líneas de gobierno pro-cubanas [El triunfo de la Revolución de Fidel Castro en Cuba puso en alerta a los Estados Unidos]. Entonces, como se mencionó anteriormente, Estados Unidos llevó a cabo el Plan Cóndor, operación clandestina internacional en la que se entrenó a militares de diferentes ejércitos de países pertenecientes a países de América Latina durante aproximadamente un año, estos llevaron a cabo un golpe de estado en sus respectivos países y aplicaron las técnicas aprendidas como la persecución y desaparición de personas. A su vez, los militares argentinos, se habían formado también en Francia, donde incorporaron técnicas de tortura y ejecución, que fueron utilizadas por los franceses en la guerra de Argelia.  

La dictadura

Se trata de la una dictadura cívico-militar que se hizo llamar «Proceso de reorganización nacional», la lideró el General Jorge Rafael Videla, quien encabezó el golpe de estado del 24 de marzo de 1976. Se considera la dictadura más sangrienta de Argentina, pues se caracterizó por ser una constante violación a los derechos humanos por la que murieron y desaparecieron miles de personas, ya que, para alcanzar sus objetivos el gobierno no paraba de producir terror en el pueblo. El golpe coincidió con las dictaduras llevadas a cabo en Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay, y, como ya se mencionó antes, contaba con el apoyo del gobierno de Norteamérica.

La madrugada del 24 de marzo del año 1976 Isabel Perón fue secuestrada y destituida de su cargo, que fue tomado por el general Jorge Rafael Videla cinco días después (el 29 de marzo). El día del golpe de estado Videla, que era el Teniente General, junto con Emilio Massera (Almirante de la marina) y Orlando Agosti (Brigadier General de la fuerza aérea) explicaron las razones del derrocamiento.    

Fue el golpe de Estado más preparado (y alentado) en la historia del país, tanto resultó así que los militares aprovecharon los últimos tres meses y medio del gobierno de Isabel Perón para elaborar las listas de personas que serían detenidas inmediatamente después de que los tanques salieran a la calle.

Lo primero que ordenó Videla fue interrumpir las funciones del Congreso Nacional, prohibir los partidos políticos (opositores) y destituir a los miembros de la Corte Suprema, en su lugar crearon su propia Corte de abogados. Asimismo, hubo una fuerte intervención de los sindicatos y se suspendieron los derechos de los trabajadores. Es decir, los militares argentinos cancelaron las instituciones de representación, el congreso y los partidos, asumiendo el poder legislativo y ejecutivo y ejerciendo un fuerte control del poder judicial.

En muchos aspectos, siguió la línea de muchas dictaduras anteriores: restricciones a la libertad de expresión y a los derechos políticos, censura previa e ideologización educativa. Pero esta dictadura añadió elementos más siniestros, dentro del marco del Plan Cóndor: la desaparición selectiva y sistemática de opositores políticos, o sospechosos de serlo. Algunos eran torturados y asesinados, pero en muchos casos no se supo nada más de ellos. Se supo que en algunos casos los secuestrados eran llevados en aeronaves para ser arrojados de ellas en alta mar. Un ejemplo es:

La noche de los lápices

La noche del 16 de septiembre del mismo año del golpe de estado ocurre la noche de los lápices, noche en que fueron secuestrados en sus propios domicilios 10 estudiantes de la escuela de la plata por haber participado en una campaña a favor de una ayuda (que después fue eliminada por el régimen) que establecía que los estudiantes no tenían que pagar por usar el transporte público para ir a sus respectivas escuelas o institutos. Según se cuenta, todos estos estudiantes fueron torturados de muchas maneras, sin embargo, 4 de ellos sobrevivieron, mientras que de los otros 6 aún en la actualidad no se sabe nada. A este suceso se le conoce con el nombre de la noche de los lápices por el hecho de que fueran estudiantes, ya que la gente dice que los lápices siguen escribiendo, cómo los estudiantes.

En 1981, Jorge Videla cede la presidencia a Roberto Viola, ceñido al plan de estar sólo cinco años como presidente. Viola ejerció desde marzo hasta diciembre, cuando fue removido por la Junta Militar, que designó por unos días a Carlos Lacoste, para luego nombrar a Leopoldo Galtieri.

Galtieri destacó por uno de los movimientos que más debilitó a la dictadura: la guerra de las Malvinas, sostenida contra Inglaterra en 1982. Fue reemplazado por Alfredo Saint-Jean, y este por Reynaldo Bignone, que en 1983 terminó por llamar a elecciones en las que resultó presidente Raúl Alfonsín. Oficialmente la dictadura acabó el 10 de diciembre de 1983, con las elecciones que instauraron un gobierno democrático.

Consecuencias y situación actual

Como resultado de todo esto, la dictadura militar argentina tuvo 2.818 días de duración.

Pocos días después del golpe, el Fondo Monetario Internacional prestó el primer crédito de 110 millones de dólares a los militares. Como consecuencia de este conjunto de deudas, la dictadura multiplicó seis veces la deuda externa de Argentina: de 7.000 millones de dólares en 1976 a 42.000 en 1982. Así mismo, la inflación con la que el régimen ultraderechista cerró su último año, 1983, fue de un 433,7%.

Resulta oportuno indicar que fueron catorce las primeras madres que el 30 de abril de 1977 empezaron a caminar en círculo, para evitar que la policía les acusase de reunión política, en la plaza de Mayo ante la sede presidencial de la Casa Rosada. Buscaban a sus hijos e hijas desaparecidas. Hoy día siguen haciendo sus rondas cada jueves a las 15:00 horas. Sus pañuelos blancos eran en origen tela de pañales para simbolizar a los hijos. El recuento estima la desaparición de 30.000 personas.

Por otro lado, como resultado de la guerra perdida en las islas Maldivas, calculamos que fueron 649 los soldados argentinos enviados, y que 350 de ellos, se suicidaron después. La derrota en las islas aceleró la caída de la dictadura.

Cabe nombrar que  organizar el mundial de fútbol de 1978 costó 520 millones de dólares, diez veces más de la cantidad prevista inicialmente. Un hecho muy impactante es que solo 1.000 metros separaban el estadio Monumental, donde festejaban ante la mirada de Videla, de la Escuela de Mecánica de la Armada, un centro de torturas por el que pasaron 5.000 personas que posteriormente desaparecieron.

Como represión al dictador, una vez restaurada la democracia en el país, Videla fue juzgado por su responsabilidad en el golpe militar de 1976 y por violación de los derechos humanos. Condenado a cadena perpetua en diciembre de 1985, fue amnistiado al cabo de cinco años gracias a la llamada ley de punto final. Más tarde se le condenaría de nuevo y acabó sus días de vida en prisión.

Observaciones

Una vez analizadas los dos sucesos, podemos observar que ambos tenía un carácter militar. Por ciertos motivos, resultaba imposible hacer una transformación del estado (de las relaciones econòmicas y sociales, medios de producción, etc.) desde la democracia y la civilidad.

Como resultado de las dos dictaduras, encontramos una fuerte represión contra la oposición política y ciudadana, y un fracaso económico notable.

Si comparamos el cono sur con la América andina podemos observar cómo los gobiernos militares actuaron de forma cooperativa bajo la Doctrina de la Seguridad Nacional, inspirada desde los Estados Unidos, y materializada a través del Plan Cóndor, mediante el cual los militares intercambiaron información y realizaron operaciones concertadas para enfrentar al comunismo.

A continuación una tabla que muestra las diferencias entre las dos dictaduras.

CHILE ARGENTINA
La derecha tenía posibilidad de llegar al poder a través de la vía electoral. Ni el radicalismo ni el justicialismo fueron aliados políticos de las Fuerzas Armadas.
Ministros y altos funcionarios del gobierno de Salvador Allende fueron detenidos y enviados a campos de concentración. Entrecruzamiento de civiles y militares. Primer jefe de Estado, Jorge Videla, tiene acercamiento con personalidades políticas. Esta relación ayudó a crear una imagen de normalidad en medio de la “guerra”.
50% apoya el enjuiciamiento a Pinochet.

33% se opone

25%  estaba a favor de enjuiciar a los militares.

75% en contra de ello.

Los militares entregaron el poder con su prestigio profesional intacto Derrota de las Fuerzas Armadas en la guerra de las Maldivas. Entregaron el poder en aislamiento político

BIBLIOGRAFIA

CHILE

http://www.escuelapedia.com/dictadura-militar-en-chile/  

https://www.donquijote.org/es/cultura-chilena/historia/pinochet/

https://www.bcn.cl/historiapolitica/hitos_periodo/detalle_periodo.html?per=1973-1990

http://www.escuelapedia.com/dictadura-chilena-por-augusto-pinochet/

http://chileenelsiglo20.blogspot.com/2012/11/efectos-negativos-y-positivos-de-la.html

http://archivochile.com/Dictadura_militar/pinochet/sobre/DMsobrepino80004.pdf

https://www.eluniverso.com/noticias/2013/09/08/nota/1405766/dictadura-heridas-abiertas
https://www.youtube.com/watch?v=PIsmf8FeaZU

ARGENTINA

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/v/videla.htm

https://www.libertaddigital.com/internacional/latinoamerica/2013-05-17/videla-y-la-historia-mas-negra-de-argentina-1276490443/

https://www.ecured.cu/Jorge_Rafael_Videla

https://historiaybiografias.com/golpe76/

https://www.playgroundmag.net/now/dictadura-argentina-datos_22661071.html

https://www.france24.com/es/historia/20180326-argentina-dictadura-videla-madres-mayo

https://culturizando.com/horrores-humanos-la-dictadura-militar/

 

 

 

 

 

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s