La Revolución cubana

Una revolución de más de 50 años

Contexto previo a la Revolución

El gobierno cubano del siglo XIX se caracterizaba por su estrecha relación con el de los Estados Unidos de América; Cuba era un país que dependía básicamente de Washington tanto política como económicamente. Esta dependencia y las grandes diferencias entre clases sociales acabarían causando una gran insatisfacción entre la población, sobre todo entre la clase obrera.

En 1898, bajo pretexto de ayudar, Cuba fue invadida por fuerzas norteamericanas (expulsando así a los españoles) y estuvo ocupada militarmente durante los 4 años siguientes. Estados Unidos pasó entonces a controlar los principales motores económicos del país, como la industria azucarera y el sector hotelero.

En 1901 se aprobó una nueva constitución gracias a la cual Cuba tomó el control sobre su propio territorio, aunque esta también presentaba recortes en los derechos de sus habitantes. Asimismo, fue creada la base militar de Guantánamo, bajo la dirección estadounidense, que años después (en 2002) se convertiría en una prisión principalmente para detenidos acusados de terrorismo.

A esto le siguió una serie de presidencias y dictaduras que se sucedieron entre sí hasta que, finalmente, acabaría prevaleciendo la corrupción, lo cual atraería además a la mafia norteamericana.

¿Quienes fueron los protagonistas de la Revolución?

 

 

“Condenadme, no importa, la historia me absolverá” (Fidel Castro)

 

 

 

“La unidad se fomenta y cosecha en la más amplia democracia socialista y en la discusión abierta de todos los asuntos, por sensibles que sean, con el pueblo” (Raúl Castro)

 

 

“Déjeme decirle, a riesgo de parecer ridículo, que el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor” (Ernesto Che Guevara)

 

 

 

“Prefiero contemplar cómo se hunde la isla con sus moradores” (Fulgencio Batista)

 

 

 

Desarrollo de los acontecimientos 

En 1952, Eduardo Chivas, presidente de Cuba, se suicidio. Uno de los candidatos a ocupar su puesto era el militar Fulgencio Batista, que, presionado por los Estados Unidos, hizo que el ejército le ayudase a llevar a cabo un golpe de estado, tomando así el poder. Su gobierno estaba caracterizado por grandes actos de corrupción, injusticias y gran represión hacia el sector comunista y socialista de la sociedad cubana, hecho que causó un gran descontento entre la población.

Mientras tanto, en Sierra Maestra (zona montañosa al suroeste de Cuba), los protagonistas de la Revolución cubana trabajaban comunicando sus ideas y conspirando contra el gobierno dictatorial de Batista e iniciaron una guerra de guerrillas.

En 1953 Fidel Castro y su hermano Raúl, junto a un centenar de revolucionarios, asaltaron el cuartel de Moncada (Santiago de Cuba) pero fracasaron y fueron encerrados en prisión durante casi dos años. Fueron liberados tras una amnistía del gobierno de Batista.

 

Fidel Castro en Sierra Maestra

En 1955, Fidel Castro se exilió junto a su hermano Raúl a México, dónde conocieron a Ernesto Che Guevara, y crearon el Movimiento 26 de Julio o M-26, en el que defendían la lucha armada, una organización política y militar de carácter nacionalista, antiimperialista y democrática. Fue la organización más importante de la Revolución cubana.

Un año más tarde, tras el viaje a bordo del yate Granma, Castro y sus seguidores desembarcaron en la playa de Las Coloradas (extremo sur-occidental de Cuba) y se adentraron en Sierra Maestra. Allí, Castro recibió el apoyo de una gran parte del campesinado y comenzó una guerra contra el gobierno. Durante más de dos años se atacaron puestos, cuarteles, patrullas, etc.

Durante los años 1957 y 1958, la revolución estaba en su punto álgido y se lograron victorias contra el ejército. En 1959, Batista huyó del país y se dio por finalizada la revolución, mientras que la gente de La Habana salió a la calle para celebrar el triunfo. Fidel Castro entró a la capital y se autoproclamó Primer Ministro. El cargo presidencial pasó a manos de Oswaldo Dorticós. Ese mismo año el nuevo gobierno adoptó medidas radicales: la Ley de reforma agraria (que entregaba la tierra a los campesinos), una creación de un ejército nacional, la alfabetización de la población, etc.

Fidel Castro, presidente cubano y Nikíta Khrushchov, líder de la URSS.

En cuanto a la postura norteamericana, Estados Unidos no pensaba que el cambio en Cuba fuera a suponer un problema porque no sabía que éste era de pensamiento socialista. Poco después, EE.UU. rompió los tratos con el estado cubano y se inició una larga etapa de bloqueos, intentos de invasión y asesinato. Se suspendieron importaciones de azúcar y se organizó una invasión a la isla. En 1961, Cuba rompió definitivamente las relaciones con Washington y proclamó el carácter socialista de su gobierno, a la vez que estrechaba sus lazos comerciales con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y el resto de países socialistas. Estados Unidos logró que expulsaran a Cuba de la Organización de Estados Americanos y esta rompió toda relación con su gobierno. Cuba tan solo mantuvo relaciones con México. Estos hechos eliminaron el sistema capitalista en Cuba y ahogaron el país mediante un bloqueo económico y marítimo que afectó al pueblo durante décadas.

Situación actual en Cuba.

Barack Obama y Raúl Castro

A partir de los años 90, Cuba entró en decadencia debido a una crisis alimentaria y energética que afectó al país durante toda la década. La situación se normalizó en 1999, cuando Hugo Chávez llegó a la presidencia de Venezuela y empezó a proporcionar petróleo y ayuda alimentaria al país. La situación se agravó de nuevo en 2014 cuando Venezuela denegó esta ayuda, lo que provocó que Raúl Castro reabriera el diálogo con los Estados Unidos, con Barack Obama como presidente.

La situación actual en Cuba puede explicarse a partir de dos acontecimientos: la muerte de Fidel Castro en 2016 y la toma de posesión de Donald Trump como presidente de los EEUU en enero del 2017. La llegada de Trump a la presidencia ha provocado un retroceso en todo lo relativo a las relaciones entre Estados Unidos y Cuba (vínculos económicos, diplomáticos y bilaterales), de modo que todos los avances promovidos anteriormente por Barack Obama y Raúl Castro han sido paralizados.

Donald Trump

El conjunto de reformas que provocaron el fin de las políticas favorables a Cuba empezó cuando Trump dio a conocer su nueva política hacia el país. Según este, las reformas se justifican por el estado de los derechos humanos y la situación política en Cuba. Esa política ha comportado también una mayor carga fiscal para los viajeros estadounidenses que visitan Cuba y la supresión de los intercambios educacionales entre ambos países. Además, ha supuesto la prohibición de transacciones comerciales de todo tipo entre empresas estadounidenses con empresas cubanas pertenecientes a los ámbitos de servicios de seguridad, fuerzas armadas y servicios de inteligencia.

Actualmente, Cuba sigue estando gobernada por Raúl Castro, que ejerce de dirigente formal del país desde 2008.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s