Apartheid

Introducción

El apartheid, que significa “separación’’ en afrikaans, variante del holandés, es un sistema de segregación y discriminación racial impuesto por los gobiernos de minoría blanca en Sudáfrica en 1948, siglo XX. El objetivo del apartheid era separar las razas en el terreno, estableciendo una jerarquía en la que la raza blanca dominaba el resto (Population Registration Act). No solo apartaban a los habitantes negros de los blancos, sino, además, a los distintos grupos de no blancos entre sí, es decir, la segregación era extensa entre todas las etnias que poblaban la región; aparte de los nativos africanos, había grupos de origen mixto, asiáticos y los blancos, que eran minoría.

El fin de esta política discriminatoria fue puramente económico. Los grupos blancos manejaban el poder tanto económico como político, y para desarrollar correctamente el sistema sometían a los grupos negros. Con el desarrollo del trabajo, se observa cómo el grupo perjudicado, al no tener ninguna forma por la cual desarrollarse de manera autónoma, debe ofrecerse al mercado como mano de obra al servicio de los blancos. Además, a este hecho se le suma que la mano de obra no estaba cualificada por la ley, lo cual hacía que el papel que desempeñaban los negros en Sudáfrica fuese el de mano de obra barata.

Antecedentes

Para llegar a entender el apartheid vamos ha hacer un breve resumen de los sucesos históricos ocurridos anteriormente. Los afrikaners, colonos holandeses descendientes de los bóers, fueron los primeros que se instalaron en la zona de Sudáfrica, en el siglo XVII. Un siglo más tarde, llegaron a la zona los ingleses, los cuales lucharon contra los primeros por la colonización de dicho lugar debido a los intereses de ambos por la riqueza mineral de la zona y su posición estratégica entre dos océanos muy importantes. Al mismo tiempo, estaban reprimiendo a los nativos que se rebelaron contra las dos potencias, ya que la colonización, tanto de los bóers como de los británicos, avanzaba cada vez más.

En el año 1852, Sudáfrica estaba dividida en cuatro estados; por un lado estaban Cabo y Natal, colonizados por los ingleses, y por el otro, Transvaal y Orange, que estaban colonizados por los bóers. Estos últimos rechazaron cualquier acuerdo de unidad con Gran Bretaña. Tras los enfrentamientos entre los bóers y los británicos (guerras bóers), los dos estados que pertenecían a los bóers fueron sometidos por Gran Bretaña. Tras este hecho, en el año 1909, se votó en el Parlamento de Londres la creación de una constitución para esa nueva nación de cuatro provincias de la Unión de Sudáfrica.

Después de la I Guerra Mundial lo que se intenta es que no haya homogeneización de la economía, por lo que se produce un desarrollo económico en las zonas blancas y un atraso y decadencia en las zonas negras. A pesar de que a los nativos africanos se les ha ido incorporando en la actividad económica, no se les permitía ningún tipo de beneficio de la misma. Al africano se le trataba como una simple fuerza de trabajo y no era nada más que eso, y por ello su mano de obra comenzó a ser contratada sin cualificación.

Imagen de ANTECEDENTESpng

Mapa de Sudáfrica

Desarrollo

El inicio del apartheid como proceso inicia con la victoria en las elecciones del Partido Nacional, en 1948. La victoria del Partido Nacional conlleva una reforma electoral que prohibiría toda participación política a cualquier persona de raza negra. Esta es una de las razones por la cuales la minoría blanca pudo imponerse sobre una población mayoritariamente negra y, con esto, controlar y someter a todo el pueblo sudafricano.

Poco después del triunfo del Partido Nacional, el Gobierno del primer ministro Daniel François Malan (uno de los máximos exponentes del gobierno afrikáner racista), emitió unas leyes que clasificarían a cualquier individuo por raza que les ofrecería o privaría del acceso a muchas zonas y de un estilo de vida distinto. Entre 1949 y 1950 se aprobarían leyes que prohibirían tanto los matrimonios interraciales como la presencia de gente de raza negra en ciertos distritos de las ciudades. Su objetivo era designar al máximo número de habitantes de raza negra a zonas rurales para evitar así la formación de una clase media.

Más adelante, del 1953 al 1954 se produjeron una serie de reformas que reprimieron aún más a la población sudafricana de raza negra. Entre ellas, se establecieron zonas exclusivas para gente de raza blanca y gente de raza negra. Se trataba de sitios tales como playas, hasta autobuses o incluso escuelas. Principalmente se diferenciaban por la calidad (siempre inferior si eran zonas para gente de raza negra). La separación llegó a tal punto que incluso las ambulancias se encontraban segregadas entre gente de raza negra y gente de raza blanca.  

La segregación en la educación y, posteriormente, las reformas que impuso el sucesor de Malan, Johannes Gerhardus Strijdom, buscaban que los habitantes negros se sometieran a los blancos, actuando como mano de obra barata y por lo tanto, serviría para el desarrollo económico de la nación. Aún así, todo esto no modificó nada y solo normalizó una práctica racista que se venía practicando desde la época colonial.

Se quería evitar que las personas de raza negra llegaran a posiciones de poder por lo que, además de restringir las escuelas a las que podían ir los ciudadanos de raza negra, el tipo de enseñanza era completamente distinto y , por supuesto, separado de forma que los negros recibiesen una peor educación para que optasen a posiciones de trabajo inferiores, aunque en algunas escuelas religiosas, algunos sudafricanos de raza negra recibían educación superior e incluso iban a la universidad “para negros”. La única universidad que había para gente de raza negra era la de Fort Hare. En ella estudiaron personajes públicos como Nelson Mandela, pero eran excepción en esa época.

Imagen de DESARROLLO

Banco separado entre blancos y negros

Resistencia

Fueron muchos los grupos e instituciones que lucharon contra el apartheid. El más principal era el ya nombrado Congreso Nacional Africano, con sus líderes Oliver Tambo y Nelson Mandela, pero también había muchos más como las iglesias sudafricanas (cuyo representante más conocido es el arzobispo de Ciudad del Cabo, Desmond Tutu), los sindicatos (ilegales hasta 1990) y otros movimientos políticos y sociales que se fueron agrupando con el ANC.

El año 1960, concretamente el 21 de marzo, fue clave para el movimiento anti apartheid, ya que marcó un punto de inflexión en la política separatista de razas que, a su vez, marcó su declive debido al boicot económico, político y social al que fue sometido el país ese año. Fue en la nombrada fecha cuando se produjo una de las peores matanzas de civiles perpetradas en el país: en Sharpeville, al suroeste de Johannesburgo, la policía abrió fuego contra una manifestación que protestaba por la ley de pases, dejando 69 muertos y causó 400 heridos. Dicha manifestación pertenecía a una campaña de desobediencia civil cuyo objetivo era obligar al Gobierno a cambiar la ley. Tras este acontecimiento, se declaró el estado de emergencia en toda Sudáfrica y el Gobierno ilegalizó las pocas organizaciones políticas negras que eran legales.

Tal panorama, pues, no indica precisamente un avance en la causa anti apartheid, pero sin embargo, a raíz de la matanza de Sharpeville se produjo una fuerte presión internacional que provocó que, en el año 1970, el Gobierno adoptara una medida a modo de parche para resolver rápidamente el problema: la política de desarrollo separado que asignaba a los negros áreas pobres de nueva creación que estaban destinadas a convertirse en un futuro en estados insignificantes y de poco valor, mientras que la población blanca mantendría el control sobre más del 80% del país y sobre su riqueza proveniente de las minas.

Como era de esperar, esta medida no contentó para nada a la población negra y dio lugar un panorama de exponenciales episodios de violencia, huelgas, boicots y manifestaciones que obligaron al Gobierno a, finalmente, tomar una medida justa: decidió aprobar, a partir de 1975, una serie de reformas que legalizaban los sindicatos negros y su organización así como también cierto grado de actividad política por parte de la oposición.

A pesar de este avance en la causa, en 1984 la Constitución siguió excluyendo a los negros (más del 75% de la población) del Parlamento: se abrió la participación a este pero de modo parcial, únicamente a los mestizos y asiáticos.

Siguieron, pues, los enfrentamientos y la violencia en el país, así como también la presión de los organismos internacionales, y se consiguió que, bajo la presidencia de P. Botha se suprimieran los salvoconductos que todo negro estaba obligado a llevar, y que se suprimieran algunas prohibiciones como la de los matrimonios mixtos. Sin embargo, no sería hasta el acceso a la presidencia de Frederik Williem De Klerk en 1989 que el gobierno sudafricano entraría resueltamente en el proceso de desaparición total del Apartheid.

Nelson Mandela

Nelson Rolihlahla Dalibhunga Mandela nació el 18 de julio de 1918 en Qunu, dentro del clan madiba, de la etnia xhosa, en el seno de una familia humilde que vivía en condiciones precarias. El padre de Rolihlahla, quien era un jefe del clan de los thembus (una de las tribus de la etnia a la que pertenecía la familia), trabó amistad con otra familia, los Mbekela, quienes se habían convertido al cristianismo. Su mujer, Fanny Mandela, también decidió optar por el cristianismo, y es por eso que bautizaron a su hijo en la Iglesia metodista, con el fin de que pudiese recibir educación primaria en la escuela metodista. El nombre que escogieron para él fue Rolihlahla (‘el que crea problemas’), y no pudo ser más acertado, ya que sirvió como presagio para la futura trayectoria del pequeño.

Así, y como novedad en la familia Mandela, Rolihlahla recibió a los 7 años educación primaria en la Methodist Boarding School, donde recibió una enseñanza británica con una negación absoluta de los valores africanos. Fue allí también donde le pusieron el nombre anglófono de Nelson con el que pasaría a la Historia convertido en uno de los líderes más relevantes del siglo XX y estandarte de la lucha por los derechos civiles y políticos. Cuando se quedó huérfano de padre, pasó a estar bajo el cuidado del jefe supremo de los thembus quien lo preparó para un futuro liderazgo mediante la enseñanza de valores y la conciencia del sentido de la justicia.

Cuando terminó la escuela primaria entró en el Colegio Secundario Bautista Healtdown y fue durante esos años cuando decidió convertirse en abogado. Posteriormente ingresó en la facultad para negros de Fort Hare, y allí comenzó su trayectoria de lucha contra la discriminación. Desafortunadamente, fue suspendido de la universidad debido a su participación en una huelga en contra del apartheid, por lo que Nelson Mandela se vio obligado a terminar su licenciatura por correspondencia e ingresar en otra universidad, la de Witwatersand.  

Mandela ingresó en el Congreso Nacional Africano (ANC) en el año 1942. Inicialmente, este contaba con apenas 60 miembros, pero su objetivo era convertir el ANC. en un movimiento de masas que abarcara a millones de campesinos, obreros y profesionales negros sudafricanos.Dentro del ANC., se fundó la liga juvenil en 1944, y Mandela fue elegido secretario. En esta liga era donde se encontraban los más radicales de la lucha anti apartheid.

En 1948, cuando ganó las elecciones el Partido Nacional, Mandela era ya miembro del Comité Nacional Ejecutivo. Pasó casi 27 años en prisión por sus actividades políticas en contra del apartheid. Una vez liberado, se convirtió en el primer presidente negro de Sudáfrica. Hasta su muerte el 5 de diciembre de 2013 (a los 95 años) continuó desempeñando el papel de padre de la nación y apoyando con su presencia diversos foros internacionales.

Imagen de NELSON MANDELA

Nelson Mandela

Final apartheid

Tras todos estos años fue finalmente en 1991 cuando el Parlamento de Sudáfrica suprimió el apartheid, después de 43 años de su aprobación. Su supresión se llevó a cabo mediante varias negociaciones entre los años 1990 y 1993 entre el Partido Nacional (partido que gobernaba el país en aquella época), el Congreso Nacional Africano y otras organizaciones políticas.

Esta no habría sido posible sin la participación de Nelson Mandela y Frederik de Klerk, presidente del Partido Nacional en ese momento; De Klerk fue quien liberó a Mandela de prisión y aceptó las condiciones que este imponía para garantizar un estado igualitario. Algunas de estas medidas eran el sufragio universal y el cese de las milicias armadas, entre otras.

Cabe destacar que estas negociaciones tuvieron lugar en un periodo muy crítico del apartheid, ya que tanto grupos de negros como de blancos protagonizaron ataques violentos y asesinatos mientras se pactaban, pero ambos líderes coincidían en que establecer la paz era más importante que atacar a sus enemigos. Estas negociaciones resultaron en las primeras elecciones no raciales en 1994, que dieron la victoria al Congreso Nacional Africano.

Consecuencias

Las consecuencias del apartheid se fueron dando durante todo su desarrollo y también tuvieron un impacto internacional. La Asamblea General de las Naciones Unidas condenó anualmente desde el año 1952 el apartheid por violar los artículos 55 y 56 de la Carta de las Naciones Unidas. Más tarde, en 1960 el país fue expulsado de la Commonwealth.En 1972 Sudáfrica quedó excluida de los Juegos Olímpicos de Munich ante la amenaza de boicot general de los países africanos.

En 1973 la Asamblea General de la ONU  aprobó una Convención sobre el apartheid con 91 votos a favor y 4 en contra (de Estados Unidos, Portugal, Reino Unido y Sudáfrica) en la que se condenaban los “actos inhumanos cometidos con el fin de instituir y mantener la dominación de un grupo racial de personas sobre cualquier otro grupo racial y de oprimirlo sistemáticamente”.

Más adelante, en el año 1977, Sudáfrica fue condenada por la comunidad occidental, que embargó las armas y el material militar del país y, en 1985, el Consejo de Seguridad de la ONU llamó a los estados miembros a adoptar sanciones económicas. Finalmente, Nelson Mandela y Frederik Willem de Klerk fueron galardonados con el premio Nobel de la Paz del año 1993 por acabar con el apartheid.

Situación actual

  • Se consiguió la reconciliación entre razas pero no la igualdad
  • Siguen existiendo diferencias abismales económicas entre blancos y negros
  • Se cree que el poder político cambió de manos, pero no el económico
  • El partido de la esperanza pasó a ser el partido de la corrupción liderado por Jacob Zuma, expresidente del ANC, acusado por corrupción

Pese a la reconciliación entre razas, los niveles de xenofobia van en aumento por sudafricanos negros hacia otros africanos. Aún en nuestra sociedad actual, siguen ocurriendo episodios de violencia y xenofobia entre habitantes sudafricanos. Eso lleva a la pregunta ¿la reconciliación trajo la paz? Y, tristemente, eso lleva a preguntarnos finalmente sobre el sentido de los heroicos e históricos actos que figuras como Mandela realizaron por la igualdad.

 

Bibliografía 

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s